Por Mercedes Soledad Moresco

Nuevas reglas de ortográfica.

El 28 de diciembre, en la feria del Libro de Guadalajara, México, la Real Academia Española presento oficialmente el boletín que contiene las nuevas reglas ortográficas del idioma español.

Dominar la gramática y la ortografía de nuestra lengua no es tarea fácil, y a menudo se cometen errores que obedecen a un desconocimiento a fondo de la misma. Las nuevas reglas han tenido en cuenta el uso que hacen hablantes y por lo tanto contribuyen a generalizar ciertos aspectos que ya son moneda corriente para los usuarios del idioma español.

write-593333_1280

 

Una cuestión de nombres:

– La “y” ya no se llamará “y griega” sino “ye”.

– La “b” ya no será “be larga o alta” sino simplemente “be”.

– La “v” se llamará desde ahora “uve”.

– La “w” será “doble uve”.

Dos letras menos:

– Desaparecen formalmente del alfabeto las letras CH y LL.

Menos dolores de cabeza:

¿Conocía Ud. la diferencia entre “sólo” y “solo”? No se preocupe:

– Se elimina la tilde del adverbio sólo y de los demostrativos éste, ésta.

– La o entre números ya no llevará tilde.

¿Dudas al escribir palabra como guion o hui?

– Desde ahora esas palabras son consideradas monosílabas, por lo tanto no llevarán nunca tilde.

Nuevas grafías:

Las palabras “quórum, Iraq o Qatar” pasarán a escribirse como “cuórum, Irak y Catar”.

A primera vista, algunas de estas reglas parecen hacer un guiño de ojo a los hablantes de la lengua española, al simplificar el uso de las tildes en palabras que generalmente presentan dudas. Ahora bien, escribir sin tomar en cuenta estas modificaciones será desde ahora considerado como una falta de ortografía.

Tambien podria interesarte De la patria y el lenguaje

Para otros hablantes, la cuestión de los nombres nuevos dados a las letras les parece arbitraria, y se niegan a aceptar imposiciones de la Academia que regula la lengua española.

En realidad, el lema de la real Academia es “pule, brilla y da esplendor” al idioma español, y en este sentido, es la máxima autoridad. No se trata de imponer usos de la lengua ajenos a los hablantes, sino mas bien establecer una propuesta que unifique la manera en que se escribe el idioma español.

Una lengua es propiedad de sus hablantes, y como tales, es nuestro deber cuidarla y respetarla en el uso correcto de sus expresiones orales y escritas.

Conocer las nuevas reglas es dar un paso más en el respeto a nuestra cultura y a nuestro idioma.

Mercedes Soledad Moresco Profesora en Letras y Directora de la escuela de español Educando a América.

Fuente: Edición 5 Aldea Magazine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here