Por Franco J. Roversi M. T.

 

El responder a la realidad que nos rodea sólo es posible si se asume a la par una postura similar a la de un filtro crítico y a la de un agente de cambio a favor de poder deslindarse las ataduras impuestas por la sociedad tradicional. Es posible que por tener interés en el cambio, lo señalado por Castells (2005) sobre nuevas comunidades, grupos que hacen resistencias y crean redes de apoyo, evoque recuerdos sobre personas que respondieron a las circunstancias con las herramientas que en el momento tenían. Personas como los seguidores de los lectores de Rousseau tomando el ideal de libertad, igualdad y fraternidad, o sus reflexiones pedagógicas plasmadas en el Emilio, donde se observan los verdaderos parámetros de una educación abierta y democrática. Consideraciones que de alguna forma se identifican en los señalamientos de Hernández (2007), cuando entre otros aspectos considera las ideas de Hessen y de Chino

Es evidente que el considerar una educativa incluyente, abierta y humana puede ser visto por algunos como simple masificación, cuando en realidad es un fin lógico en el proceso evolutivo de las sociedades democráticas. En tal sentido, hay que considerar que todo cambio o desarrollo acarrea consecuencia. Ejemplo de ello lo fue la era industrial y los cambios que produjo en la forma de vida de los hombres y mujeres que la vieron llegar, afectando las estructuras familiares, las relaciones laborales, y los estatus sociales. El ejemplo responde a que la visión de educación abierta y a distancia se enmarca en otra era de avances tecnológicos, la llamada era informática, mundo virtual real o la sociedad red; donde los adelantos de tecnologías  no son sólo cambios en los sistemas de producción, son cambios globales que afectan todas las formas de interacción y comunicación humana.

Tan bruscos cambios generan preguntan y necesidad de investigación, aspectos que como refiere Leal (2007) son fundamentales para sobrellevar los cambios, pero como bien señala dicho autor, sólo con una reflexión real que nos presente nuevas perspectivas e interrogantes, que dejan atrás las respuestas cerradas y tradicionales se podrá conseguir una educación realmente abierta a todos. Es evidente que la utilización de los recursos tecnológicos debe ser la herramienta para romper limitaciones geográficas y temporales, y lograr incentivar una concatenación de nuevas preguntas y respuestas que generen una conciencia humana caracterizada por la diversidad de pensamiento y el surgimiento de nuevas realidades sociales.

También podría interesarle Mobile Learning: La nueva tendencia en educación

Mientras hay posturas que visualizan que un cambio social caracterizado por la globalización, las nuevas relaciones de mercado, el manejo de la información y otras cosas, son sólo la nueva cara de la realidad, y la otra cara del capital, otros apuestan al desarrollo de oportunidades y de crecimiento personal en una sociedad sin fronteras (Castells, 2005). En tal sentido, una nueva sociedad debe formar a sus miembros, y para ello requiere de un modelo educativo acorde con las nuevas exigencias.

En tal sentido Majó y Marqués (2001) recuerdan como es indispensable transmitir lo que realmente es necesario. El cambio educativo sobre el que se ha hecho referencia en las líneas anteriores no es otro que el despertar a la tecnología, a la informática, a lo conciencia de que la sociedad necesita de sus miembros destrezas y habilidades muy diferentes a las del pasado. Hoy en día es indispensable que los miembros de la nueva sociedad sean capaces de percibir, procesar y emitir juicios sobre el mundo que les rodea, y poder además interpretarlo, transformarlo y mejorarlo utilizando entre otras cosas las herramientas informáticas.

Esta nueva sociedad exige además que seamos pro-activos, dinámicos, participativos, y capaces de crear, analizar y resolver problemas. Es una sociedad donde la utilización de la tecnología de la informática y la comunicación (TIC), se encuentra generalizada pero al alcance de un pequeño porcentaje de la sociedad.

Majó y Marqués (2001), refieren los conocimientos y destrezas que hay que tener para vivir en una sociedad dominada por la TIC, mostrando además las habilidades necesarias para poder utilizar a cabalidad el internet, que se convierte en la nueva enciclopedia, el sueño de la Ilustración, el nuevo cuaderno, la nueva herramienta y biblioteca y muchas cosas más, alejándonos en un primer momento de aquellos que no poseen acceso a dicha tecnología, es por ello importante considerar que:

Los fundamentos filosóficos en la educación pueden ubicarse en un plano teleológico es decir en las finalidades o para qué del fenómeno educativo y de su práctica. Los fines educativos se fijan sobre lo posible, el hombre posible, la sociedad posible, el mundo posible…, sobre la perfectibilidad del ser humano y del entorno que ha construido. (Hernández, 2007,  p. 4).

Dicha visión aporta una ventana hacia la reflexión hacia el utilizar las TIC para acercar, en ves de utilizarla para distanciar.

Esta nueva sociedad a la que hay integrar a todos, se caracteriza por los infinitos cúmulos de información,  pero también por la necesidad de formar a sus miembros en la habilidad de ser reguladores de información, de ser analistas de los contenidos, y no meros almacenes que contengan datos imposibles de procesar. Este planteamiento se integra a la opinión emitida en 1998 por Vizcarro y León, quienes al hacer referencia a la integración de las nuevas tecnologías con la enseñanza y el aprendizaje reafirman la importancia de la capacitación para los miembros de la nueva sociedad, y la necesidad de que un mayor número de personas alcancen niveles altos de preparación profesional, al igual que un desarrollo de competencias cognitivas, metacognitivas, sociales y afectivas para formar parte de esta sociedad de la información y la tecnología.

Vizcarro y León, indican como las nuevas tecnologías aportan herramientas que facilitan el aprendizaje, motivan a los estudiantes y permiten el desarrollo de nuevo conocimiento, abriendo las puertas para que como indica Leal (2007)

El estudiante, al menos, se pasee por la posibilidad de contactar directamente, sin intermediarios, él con sus ideas, con sus recursos, con su visión y sentidos, en esa problemática de la relación entre fundamentos de la educación abierta y a distancia y las prácticas o desarrollos en esta modalidad educativa. (p. 4).

Estudiantes y docentes deben poder ver que la información cada vez es más próxima a ellos, más compleja y más accesible, a tal punto que Silvio (2000) habló de la sociedad del conocimiento, donde el conocimiento miso será el principal producto. Pero en su camino hacia tan elevada meta la sociedad del conocimiento tuvo un origen enmarcado en la informática, y su desarrollo en los adelantos técnicos y científicos, son el origen y los continuos estimuladores de la nueva sociedad, que por renovarse constantemente forman una banda de desplazamiento que ya es imposible detener, y que remontándose a los años setenta y el “schock del futuro” se pierde en el mañana rodeado por la realidad virtual.

Ya constituida y sólida, la sociedad informática interactúa con sus principios de funcionamiento, su propio lenguaje, formas de asociación y relación, tomando fuerza como toda sociedad de sus miembros, creciendo por sus nexos y relaciones; dando saciedad a sus necesidades básicas, ya que sin insumos no se puede llegar a la autorrealización; reaccionando y cambiando para fortalecerse. Es aquí que el circulo de cierra, porque el proceso de formación de una sociedad es en espiral ascendente, siempre pasa cerca de un punto por el que ya transitó.

Los contextos, circunstancias y parámetros de relación pueden cambiar, pero en educación hay un hilo conductor, el crecimiento ético y el desarrollo cognitivo del estudiante y el docente. Es imposible desligar al ser humano del hecho educativo, de la necesidad de la sociedad por formar a sus nuevos miembros, sin ello la misma sociedad desaparecería. Es verdad que las relaciones entre el conocimiento el estudiantes varias con los tiempos, que las estrategias y modelos pedagógicos van y vienen, y que las relacionas fluctúan entre docentes y alumnos de lo horizontal a vertical y viceversa. Pero lo IronFX que siempre ha sido y debe seguir siendo una constante, es que dichas relaciones existen, serán mejores o peores en la medida en que la búsqueda de la verdad y el saber, sea más o menos libre, justa e imparcial. Por tal motivo, y encontrándose hoy la información y los saberes más próximos y lejos del egoísmo y la censura,  se impone como principal fundamento educativo tanto la libertad en la búsqueda de los conocimientos, como en el pronunciamiento de juicios sobre los mismos. Y en complemento sobresale como metodología educativa la investigación dirigida a resolver los problemas sociales.

Fuente: Edición 32 Aldea Magazine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here