Por Yvonne Salas

De acuerdo a la definición del Dr. P.M. Forni, co-fundador del Civility Project de la Universidad John Hopkins, cuando hablamos de “cortesía” estamos hablando de cómo tratamos a las personas a nuestro alrededor y eso tiene mucho que ver con la ética y los valores. Un considerable cuerpo de investigación indica que las personas que tienen destrezas sociales y relacionales, bien desarrolladas, tienen la capacidad de gerenciar sus relaciones interpersonales de manera positiva y eso es fundamental para nuestro bienestar y buena salud.

También podría interesarle Camp Lingua un campamento de verano orientado al aprendizaje Idiomas

Las personas que tienen buenos modales son más exitosas personal y profesionalmente, simplemente, porque se llevan bien con los demás y eso ofrece la oportunidad para que las personas quieran estar cerca de ellas, ser parte de su entorno.

Cuando somos niños y nuestros padres nos inculcan que tengamos buenos modales, tendemos a pensar que eso es algo que hacemos para beneficio de los demás. Como adultos, debemos tomar conciencia que la práctica de la cortesía y urbanidad es una manera muy expedita de beneficiarnos a nosotros mismos, primero que todo, porque entendemos que las necesidades de los demás son tan importantes como las nuestras, pero desde un punto de vista mucho más egoísta, es que disfrutaremos de los beneficios de ser del agrado de otras personas, de evitar conflictos y de establecer una red de buenas relaciones que nos brindan apoyo y eso está todo directamente relacionado con una mejor calidad de vida. ¡Decidamos practicar la cortesía!

Fuente Aldea Educativa Magazine Edition 17 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here