El 10 de diciembre, el presidente Obama firmó la Ley The Every Student Succeeds Act (ESSA) que cada estudiante tenga éxito. Esa Ley fue aprobada con un fuerte apoyo bipartidista, la versión anterior de la ley, “No Child Left Behind” (NCLB), fue promulgada en 2002, lo que representó un importante paso adelante para los niños de nuestro país en muchos aspectos.
En el 2010, el gobierno de Obama atendió una llamada de los educadores y las familias para crear una ley mejor que se centraran en el claro objetivo de preparar plenamente a todos los estudiantes para tener éxito en la universidad y las carreras.
ESSA incluye disposiciones que ayuden a asegurar el éxito de los estudiantes y las escuelas. Estos son sólo algunas de ellas:
• Asegurarse que los estados fijen estándares altos para que los niños que se gradúan de la escuela secundaria estén preparados para la universidad y la carrera.
• Mantener la rendición de cuentas mediante la garantía de que cuando los estudiantes se atrasan, los Estados suministren recursos destinados a ayudar a ellos y a sus escuelas a mejorar, con un enfoque particular en los de más bajo rendimiento del 5 por ciento de las escuelas, colegios con altas tasas de deserción escolar, y escuelas donde los subgrupos de los estudiantes estén afectados.
• Capacitar a los tomadores de decisiones estatales y locales para desarrollar fuertemente sus propios sistemas de mejora de las escuelas basada en la evidencia, en lugar de imponer soluciones federales como las impuestas por “No Child Left Behind (NCLB)”.
• Preservar las evaluaciones anuales y reducir la carga a menudo onerosa de las pruebas innecesarias e ineficaces en los estudiantes y maestros, asegurándose de que las pruebas estandarizadas no desplazan los profesores y el aprendizaje, sin sacrificar claramente, información anual que los padres y educadores necesitan para asegurarse que nuestros niños están aprendiendo.
• Proporcionar a más hijos el acceso a preescolar de alta calidad, dándoles la oportunidad de obtener un fuerte inicio de su educación.
• Establecer nuevos recursos para poner a prueba las prácticas prometedoras y replicar estrategias probadas que impulsarán oportunidades y mejores resultados para los estudiantes de Estados Unidos.
• Asegurar que la información vital se proporciona a los educadores, familias, estudiantes y comunidades a través de las evaluaciones estatales anuales que miden el progreso de los estudiantes hacia esos altos estándares

Fuente: Aldea Educativa Magazine Edición 28

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here