La Tecnología llegó para quedarse. Tenemos a nuestro alcance una gama de utensilios electrónicos que diariamente nos exponen a gran cantidad de información. Especialmente las “pantallas”: televisores, teléfonos móviles, computadores, GPS están rebosantes de datos que pueden sernos de sumo interés.

Lo que debemos decidir, sabiamente, es como poner este maremágnum de data a trabajar en nuestro favor. En el caso que nos ocupa las Tecnologías de la Información ponen al alcance de nuestras manos opciones diversas y, modernas, para la consecución de buenos hábitos alimenticios. Tener información oportuna sobre los alimentos, las temporadas, las tendencias y estudios más novedosos, la organización de los menús semanales, las listas de compras, los locales y proveedores a tu alrededor se constituirá en una herramienta maravillosa.

Muchas de nuestras preguntas diarias, pueden ser respondidas utilizando las Tecnologías de la Información. ¿Quién no pondría este plan en práctica? Preguntarle al teléfono que lugar cercano de comida latina puedes encontrar, a la tableta cuántas calorías puedes ingerir de acuerdo a tu régimen dietético, que mediante el computador te recomienden el contenido de las loncheras de tus chicos esta semana, además de ser mágico (tris) le dará a tu vida una sensación de confort incomparable. Siempre lo importante será hacer la pregunta correcta.

Personalizar la información de acuerdo a tu estilo de vida te dará la oportunidad de tomar decisiones informadas, que optimizarán tu tiempo y probablemente te ahorran muchos recursos. Una buena costumbre a desarrollar es crear bitácoras para los temas de tu interés. Registrar y almacenar información valiosa como recetas, contenidos calóricos y nutricionales, productos alergógenos, restaurantes, lo que opinan otros sobres temas de interés gastronómico, te resultará beneficioso

Se reinventan a diario los códigos culturales en torno a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y sus aplicaciones,  Así como, los posibles cambios y mejoras que en los hábitos de las familias y comunidades acarrea su amplia penetración. Lo cierto es que su utilización en el área culinaria es de profusa aceptación.

Podrás descubrirte en Miramar cocinando un rico plato turco solo porque accesaste al Blog de un Chef que reside en Estambul… Déjate llevar, permite que la Tecnología sirva tu Mesa y deléitate con unos estupendos resultados.  ¡Aprovechen la oportunidad de degustar sus comidas con buen humor y gran sabor!

En otras entregas: Muchas manos no ponen el “Caldo Morado” (sinergia culinaria), La cocina de la Abuela (creando aromas familiares), Cada cual en su Rol (cuchillo, tenedor y cuchara), Coloreando la Mesa (todos los grupos de alimentos), Mi plato Tu plato (haciéndolo atractivo para todos), Como reloj Ingles (los horarios de comida)…

Fuente: Aldea Educativa Magazine Edición 11

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here