Por Edith Gómez
Editora – gananci.com

Hablar varios idiomas o aprender uno nuevo son habilidades muy apreciadas y en algunos casos aprender un nuevo idioma se convierte en una necesidad, ya sea para conseguir un mejor trabajo o para vivir en otro país.

Uno de los mayores problemas cuando se trata de aprender idiomas es la creencia dañina de que después de haber crecido no podemos aprender nuevos idiomas, y que solo los bebes pueden hacerlo.

Cuando somos niños si aprendemos “más fácilmente” idiomas, pero esto es relativo si lo pensamos, pues usualmente comenzamos a hablar realmente bien después de algunos años. La clave está en que de niños aprendemos por repetición y por necesidad.

Esta es la mejor época para aprender nuevos idiomas

Muchas personas tienen el objetivo de aprender un idioma, y sus razones para esto pueden ser diversas. Algunas personas simplemente aman el idioma, como suena, otras personas están más interesadas en lo que se ha producido con esto: Literatura, música, cine. Pero no siempre saben cómo comenzar.

Internet ha cambiado muchas cosas de nuestra vida, incluyendo aprender, y cuando se trata de aprender idiomas, las cosas no son diferentes. Ahora mismo contamos con apps y sitios webs especializados en enseñarnos idiomas, como la excelente Duolingo.

Pero esto no se detiene aquí, sino que también podemos sumergirnos en el idioma usando el internet y escucharlo, leerlo, sentirlo y practicarlo. Con paciencia y constancia, podemos aprender cualquier idioma.

Estos son algunos consejos que podrían ayudarte a aprender un nuevo idioma

  1. Fija metas

Vale la pena recordarte a ti misma/o por qué decidiste comenzar a aprender este nuevo idioma. ¿Para viajar y tener una mejor experiencia? ¿Quieres estudiar o trabajar en cierto país? ¿Alguien que amas es un hablante del idioma?

Sin importar cuales sean tus motivaciones, fija metas que te permitan llegar a esa meta mayor, que sería aprender el idioma. Si por ejemplo quieres leer una novela, empieza leyendo textos simples. Si quieres ver películas, trata de escuchar el idioma todos los días, pero empieza con cosas muy sencillas.

  1. Aprovecha el internet

En la actualidad, el internet será probablemente tu mejor amigo o aliado cuando aprendes un nuevo idioma. No solo porque hay tantos recursos para aprender idiomas, sino porque también hay contenido relacionado con cosas que te podrían gustar y hacer más interesante el aprendizaje.

Por ello, busca cosas que te gusten o te interesen tales como música, podcasts, videos, articles, etc. Todos en tu idioma elegido, para tener una experiencia inmersiva.

  1. Cambia el idioma de tus dispositivos

Cambiar el idioma de nuestros dispositivos (celulares, tablets, consolas, computadora) y nuestras redes sociales puede ser algo muy sutil, pero realmente puede hacer una diferencia en nuestro aprendizaje de idiomas.

Por supuesto, si realmente no entiendes nada del idioma, especialmente cuando usa otro alfabeto y aún no lo sabes, asegúrate de al menos poder encontrar cosas básicas, como el botón de configuración.

Además, es muy divertido que alguien tome tu celular y no entienda nada de lo que dice porque está en otro idioma.

  1. No tengas miedo de usar traductores

Utilizar un traductor digital para traducir un texto completo podría no ser una muy buena idea. Pero esto no es lo mismo que traducir una palabra que no entiendes o tienes dudas, o una oración.

Pero algunas la preocupación de usar un traductor no es ni siquiera técnica, porque traductor como el de Google se hacen cada día mejores y con soporte para más idiomas. Sino más ética.

Recuerda que no nacemos sabiendo todo, aprendemos de otras personas, de libros, de la experiencia. Así que si no sabes cómo decir algo, aprovecha los recursos que tenemos ahora. Utiliza un traductor, pero utilízalo sabiamente.

  1. Busca a otra personas aprendiendo el idioma

Esto podría sonar como algo muy intimidante, pero no solo se trata hablar solamente en tu idioma elegido con alguien, sino de tener a alguien más que también lo está aprendiendo e incluso alguien que sabe más de este que tu, y poder preguntar y practicar.

No necesariamente tiene que ser alguien que ya conocer. Siempre puedes usar el internet. Probablemente hay otra persona queriendo aprender el mismo idioma que tu. O incluso podrías intentar con nativos del idioma que hagan o sepan cosas En las que estás interesada/o.

  1. No temas equivocarte

Recuerda a los niños y de cómo algunas veces hablan de forma graciosa, porque, por ejemplo, no saben conjugar un verbo en un cierto tiempo. Pero sin importar esto, hacen lo mejor que pueden para comunicarse.

Además, los niños aprenden idiomas repitiendo y estos aceptan correcciones e intentan incorporar lo que se les enseña o lo que les han corregido a su vocabulario. Esto es ideal.

Por supuesto, no se trata de ir y hablar mal deliberadamente, sino de tratar de comunicar algo sin importar si no sabes perfectamente cómo, tomar correcciones y mejorar con ellas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here