Los fraudes a los ciudadanos cada día son mas frecuentes y sofisticados. Nadie esta exento de la actitud maliciosa de personas inescrupulosas que tratan de beneficiarse indebidamente de los ciudadanos. Por ello hemos deseado sumarnos a la campaña permanente de los entes del estado norteamericano en lucha contra el fraude a los ciudadanos.

Una de las estafas más frecuentes es la realizada por personas haciéndose pasar por funcionarios del Seguro Social, tal es así que, según información ofrecida por ese organismo, durante el año 2020 se recibieron más de 718.000 reportes de estafas telefónicas relacionadas con el Seguro Social, con una pérdida total de $ 44,8 millones. Las víctimas que perdieron dinero informaron un daño promedio de $ 5.800 cada una.

Por su parte la oficina de impuesto “Internal Revenue Servces” indica en su página web que “Miles de personas han perdido millones de dólares y su información personal por fraudes de impuestos. Los estafadores usan el correo postal, el teléfono o el correo electrónico para engañar a individuos, empresas, empleados de nómina y profesionales de impuestos.

El IRS no inicia contacto con los contribuyentes por correo electrónico, mensajes de texto o canales de medios sociales para solicitar información personal o financiar. Reconozca los signos reveladores de una estafa.”

Mas recientemente, y específicamente durante la pandemia se ha dado el caso de presentar reclamaciones de desempleo fraudulentas, a menudo utilizando la identidad de otra persona. Los estafadores pueden incluso usar la identidad de alguien que está recibiendo o solicitando beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario. Este esquema de fraude se ha extendido mucho y el Servicio Secreto de los Estados Unidos está investigando más de 500 reclamos en más de 40 estados relacionados con el fraude con el beneficio de desempleo.

Pero estas situaciones no solo se dan con estos entes, también se presentan con amenazas de cortar la electricidad o teléfono.

Según se desprende de la información suministrada por los entes gubernamentales, es frecuente que los ciudadanos reciban llamadas amenazantes de arresto, acción legal en su contra e incluso deportaciones sino realizan pagos de suma de dinero de inmediato. Los que realizan la llamada tienen alguna información del afectado, lo cual crea la duda sobre la veracidad de esta, y hábilmente conducen al afectado a caer en la trampa y suministrar más información, incluso realizar pagos, mediante medios que permitan el cobro de inmediato sin que quede evidencia de donde fue el dinero, tales como tarjetas prepagadas. Y Peor aún, suplirle datos de su seguro social.

Tenga en cuenta que generalmente la solicitud de cobro de los entes del estado comienza con una correspondencia por correo y los contribuyentes pueden apelar o cuestionar lo que deben.

Y según indican en sus páginas web, ni el IRS, ni el Seguro Social ni muchas otras empresas prestadoras de servicio piden números de tarjetas de débito o crédito por teléfono.

Se recomienda a todos los contribuyentes conocer sus derechos leyendo, entre otras las siguientes páginas web:

https://www.irs.gov/es/newsroom/tax-scams-consumer-alerts

https://www.irs.gov/es/newsroom/irs-unveils-dirty-dozen-list-of-tax-scams-for-2020-americans-urged-to-be-vigilant-to-these-threats-during-the-pandemic-and-its-aftermath

https://oig.ssa.gov/espanol

Las oficinas gubernamentales destacan que los estafadores siempre andan en busca de la oportunidad de explotar los miedos de las personas. No se deje engañar por sus tácticas y proteja su información personal. Asimismo, solicitan que los ciudadanos compartan la información que ellos suministran con sus amigos y familiares, y que hagan correr la voz sobre las estafas realizadas a través de distintos medios.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here