El Cirujano General de Estados Unidos publicó un extenso trabajo titulado Las Redes Sociales Y La Salud Mental De Los Jóvenes (Social Media and Youth Mental Health), el cual puede ser leído, e incluso bajado al computador en este enlace.

A continuación, vamos a destacar algunos aspectos, traducidos por nosotros, del resumen ejecutivo hecho por ellos de ese detallado trabajo.

Destaca el Cirujano General que alrededor de 95% de los adolescentes usan las redes sociales, e incluso el 40 % de los niños de 8 a 12 años.

A pesar de este uso generalizado entre niños y adolescentes, todavía no tienen evidencia suficiente para concluir si el uso de las redes sociales es lo suficientemente seguro para ellos, especialmente durante la adolescencia, un período particularmente vulnerable del desarrollo cerebral.

Mas aun, indica que las redes sociales tienen impactos tanto positivos como negativos en los niños y adolescentes.

Los diferentes niños y adolescentes pueden ver beneficiados o afectados por las redes sociales de diferentes maneras según sus fortalezas y vulnerabilidades individuales y según factores culturales, históricos y socioeconómicos.

Cada vez más, la evidencia indica que hay motivos para preocuparse por el riesgo de daño que el uso de las redes sociales representa para los niños y adolescentes. Los niños y adolescentes en las redes sociales suelen estar expuestos a contenidos extremos, inapropiados y dañinos, y aquellos que pasan más de 3 horas al día en las redes sociales enfrentan el doble de riesgo de tener una mala salud mental, lo que incluye experimentar síntomas de depresión y ansiedad. Esto es profundamente preocupante, ya que una encuesta reciente entre adolescentes mostró que, en promedio, pasan 3,5 horas al día en las redes sociales.

Las redes sociales pueden exponer a los niños a contenido que presenta riesgos de daño y pueden perpetuar la insatisfacción corporal, los trastornos alimentarios, la comparación social y la baja autoestima, especialmente entre las adolescentes.

Veamos las siguientes conclusiones de la encuesta:

  • Cuando se les preguntó sobre el impacto de las redes sociales en su imagen corporal: el 46% de los adolescentes de 13 a 17 años dijeron que las redes sociales los hacen sentir peor
  • el 40% dijo que no los hace sentir ni mejor ni peor,
  • y sólo el 14% dijo que los hace sentir mejor.
  • aproximadamente dos tercios (64%) de los adolescentes están “a menudo” o “a veces” expuestos a contenido basado en el odio.
  • algunas plataformas de redes sociales muestran contenido relacionado con el suicidio y la autolesión, incluidas incluso representaciones en vivo de actos de autolesión, contenido que, en ciertos casos trágicos, se ha relacionado con muertes infantiles.
  • el uso de las redes sociales puede ser excesivo y problemático para algunos niños, ya que en un día laborable típico, casi uno de cada tres adolescentes informa usar pantallas (más comúnmente redes sociales) hasta la medianoche o más tarde.11
  • los estudios han demostrado una relación entre el uso excesivo de las redes sociales y la mala calidad del sueño, la reducción de la duración del sueño, las dificultades para dormir y la depresión entre los jóvenes.
  • un tercio o más de las niñas de 11 a 15 años dicen que se sienten “adictos” a ciertas plataformas de redes sociales y más de la mitad de los adolescentes informan que sería difícil abandonar las redes sociales.

Existe una amplia preocupación entre la comunidad científica de que la falta de acceso a los datos y la falta de transparencia por parte de las empresas de tecnología han sido barreras para comprender el alcance y la escala completa de los riesgos para la salud mental de niños y adolescentes que plantean las redes sociales.

Si bien se necesita más investigación para comprender completamente el impacto de las redes sociales, esta brecha de conocimiento no puede ser una excusa para la inacción. Un camino a seguir:

El Cirujano General describe algunas acciones inmediatas que podemos tomar para hacer que las redes sociales sean más seguras y saludables para los jóvenes. Esta carga no puede recaer simplemente en padres e hijos. Debemos emprender un esfuerzo multifacético para maximizar los beneficios y reducir el riesgo de daño que plantean las redes sociales, con acciones tomadas por grupos de todo el espectro: formuladores de políticas, empresas de tecnología, investigadores, familias y los propios niños y adolescentes.

Los formuladores de políticas pueden tomar medidas para fortalecer los estándares de seguridad y limitar el acceso de manera que las redes sociales sean más seguras para los niños de todas las edades, protejan mejor la privacidad de los niños, apoyen la alfabetización digital y mediática y financien investigaciones adicionales.

Las empresas de tecnología deben evaluar mejor y de forma más transparente el impacto de sus productos en los niños, compartir datos con investigadores independientes para aumentar nuestra comprensión colectiva de los impactos, tomar decisiones de diseño y desarrollo que prioricen la seguridad y la salud, incluida la protección de la privacidad de los niños y un mejor cumplimiento de las edades mínimas, y mejorar los sistemas para brindar respuestas efectivas y oportunas a las quejas.

Los padres y cuidadores pueden hacer planes en sus hogares, como establecer zonas libres de tecnología que ayuden a proteger el sueño y fomentar mejor las relaciones en persona, enseñar a los niños y adolescentes sobre el comportamiento responsable en línea, modelar ese comportamiento e informar sobre contenidos y actividades problemáticos.

Los niños y adolescentes pueden adoptar prácticas saludables como limitar el tiempo en las plataformas, bloquear contenido no deseado, tener cuidado al compartir información personal y comunicarse si ellos o un amigo necesitan ayuda o ven acoso o abuso en las plataformas.

Los investigadores pueden priorizar aún más las redes sociales y la investigación sobre salud mental de jóvenes que puedan apoyar el establecimiento de estándares y la evaluación de mejores prácticas para apoyar la salud de los niños.

Para obtener más información sobre las redes sociales y la salud mental de los jóvenes, lea el Aviso del Cirujano General: cirujanogeneral.gov/ymh-social-med

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí