Por Luis Eduardo Cortés Riera. cronistadecarora@gmail.com

De entrada debo decir enfáticamente que la educación y la pedagogía en Venezuela y por extensión en América Latina estaría incompleta e inacabada sin el enorme y preclaro magisterio de estos tres pedagogos y escritores insulares de los siglos XIX y XX. ¿Quién en estas tierras al sur del Río Grande no ha tenido entre sus manos o en su pupitre el emblemático Libro de lecturas de Mantilla, o bien La Tierra y sus recursos de Levi Marrero y la monumental Algebra de Baldor?

Este luminoso magisterio del libro, poco estudiado por los historiadores de la educación, ha tocado a nuestros abuelos, padres y nietos. Deberían ser estudiados en conjunto estos tres eminentes cubanos y es casi seguro que la investigación revelará el nombre de otros destacados educadores nativos de la mayor de las Antillas, Cuba.

El Libro Mantilla.

El Mantilla era realmente el pequeño librito, folleto o cartilla para aprender a leer y tener conocimientos elementales de las ciencias más próximas al ser humano: botánica, historia, religión, física, química, geografía, lenguaje o español, aritmética en cuanto a sumar y restar y creo que hasta la tabla de multiplicar hasta cuatro. Junto al célebre Manual Carreño formaron nuestra idea del mundo y de la ciudadanía. Su autor, Luis Felipe Mantilla (1833-1878), era de ascendencia hispánica, vivió en los mismos años y tuvo trato con el apóstol cubano José Martí. Fue un adelantado de la educación bilingüe castellano o español-inglés.

Luis Felipe Mantilla publicó tres volúmenes bajo el título de Libros de lectura, que contaron con varias ediciones posteriores, y que respondían a su labor magisterial, pues contienen tanto enseñanzas infantiles como algunas piezas ilustres de autores hispánicos, tanto en prosa como en verso. Estos Libros son editados aún en nuestros días. Aparte de otras obras educativas, como su Compendio de historia natural para niños americanos (N. Ponce de León, Nueva York, 1874), y la Gramática infantil para los niños americanos. Hizo ediciones corregidas y aumentadas varias obras de Francisco Javier Vingut (1810 o 1823-1857), también profesor cubano en la Universidad de Nueva York, unas para la enseñanza del francés, El maestro de francés. Método práctico para aprender la lengua francesa, según el método de Ollendorff, con la correspondiente Clave de El maestro de francés, y las otras para la enseñanza del español, The spanish teacher; a practical method of learning the Spanish language on Ollendorff’s system, a la que acompañana A key to exercices of the Spanish teacher, todas ellas publicadas el mismo año (1871)

Completa su obra Cartera de la conversación en inglés con la pronunciación figurada, un libro con ejercicios que sirve de guía en las conversaciones en inglés basado en la experiencia filológica de Luis Felipe Mantilla, pero también en su experiencia personal de cubano hispanohablante en contacto continuo con el inglés de Estados Unidos. Muere Mantilla en New York en 1878 este eminente educador que es un adelantado del necesario diálogo entre la cultura hispanohablante y la cultura anglosajona, ahora en tiempos de inmigración galopante más necesario y urgente que nunca.

La Tierra y sus recursos.

Levi Marrero Artiles (1911-1995) se entusiasma por la revolución cubana de 1959, pero pronto se distancia de los hermanos Fidel y Raúl Castro. En 1961 es recibido en Venezuela por el presidente Rómulo Betancourt. Es uno de los más importantes intelectuales del exilio cubano. Doctor en Filosofía y Letras, geógrafo e historiador. Economista, diplomático, catedrático universitario en La Habana, Cuba; Caracas, Venezuela; y San Juan, Puerto Rico. Periodista, conferencista y orador. Uno de los intelectuales pioneros que incorporaron el tema de la lucha estudiantil en la novelística del país.

Durante su estancia en la patria de Bolívar, impartió conferencias y clases de Geografía en Maracaibo. Su inteligencia natural y profundo conocimiento e investigaciones realizadas acerca de la geografía de Venezuela, lo deciden a escribir y lo lleva a la realidad, en el libro que lleva por título: “Venezuela y sus recursos”. Los resultados de su riguroso trabajo y estudio sobre la geografía y la economía de ese hermano país le hacen merecedor de recibir la Orden “Andrés Bello”. Y la recibe nada más y nada menos que del propio Presidente venezolano, Dr. Rómulo Betancourt. Al hacerle entrega de tan importante galardón, el Primer Magistrado de esa nación declara en su discurso: “Venezuela y sus recursos” es el primer estudio geográfico de nuestro país desde todos los ángulos. Leví Marrero ha realizado este trabajo sin apoyo financiero alguno del gobierno nacional. Por eso el gobierno ha decidido otorgarle este reconocimiento a quien ha realizado esta magnífica empresa nacional de cultura”.

Obras de este eminente antillano: La Tierra y sus recursos, Geografía de Cuba, la monumental Venezuela y sus recursos (1964), Escrito ayer, Cuba: un país en desarrollo en la década de los cincuenta. Cuba: economía y sociedad – 1492-1868 (15 tomos). Cuba: isla abierta. La Tierra y sus recursos. Los libros de Marrero le dieron sentido a la Nación Venezuela a través de sus extraordinarios libros.

El Algebra de Baldor.

Siempre he sostenido que Algebra de Aurelio Baldor es un libro señero, responsable de nuestra formación educativa básica en América Latina. Su primera edición data de 1941, Editorial Cultural, La Habana, contiene un total de 5790 ejercicios, que equivalen a 19 ejercicios en cada prueba en promedio, en 576 paginas bellamente ilustradas. Al igual que Marrero, Baldor se exilia en México tras el triunfo de los barbudos en su Cuba natal.

En las primeras ediciones de Álgebra, la que yo recuerdo en el Liceo Egidio Montesinos, Carora, Venezuela, la portada era de color rojo y, hasta la edición del año 2005 las ilustraciones fueron realizadas originalmente por el dibujante cubano D.G. Terminel. La portada presentaba al matemáticoastrónomo y geógrafo persa musulmán Al-Juarismi, quien vivió aproximadamente entre 750-850 d.C. y, al fondo, una asimilación de su natal Bagdad, que cubre parte de la portada delantera y la posterior.

Fue gracias al eminente profesor del exilio español Ismael García (Yeyo) como conocí esta belleza de libro. Debo destacar con nostalgia las pequeñas micro biografías de matemáticos y geómetras célebres, Tales de Mileto, Pitágoras, Euclides, Hipatia, Brahmagupta, Descartes, Newton, Gauss, Einstein, que adornaban los inicios de cada capítulo y que leíamos con pasión adolescente. En mi biblioteca en Carora se encuentran tres ediciones de este monumento del saber que es Algebra de Aurelio Baldor. Quisiera tener otras más de este eminente hombre que vio editada su obra en México, España, Colombia. Todo un clásico, diría mi amigo el profesor y magister en historia Carlos Giménez Lizarzado.

Quedan invitados mis colegas, educadores del Pedagógico de Barquisimeto Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa y su maestría en Enseñanza de la Historia, lugar donde nace la Sociedad Venezolana de Historia de la Educación, realizar tan importante empresa de cultura. Venezuela y Latinoamérica les quedarán muy agradecidos.

Santa Rita, Carora. República Bolivariana de Venezuela.

Martes 30 de mayo de 2023.

Foto cortesía de Luis Eduardo Cortés Riera.

Venezolano, nacido en Cubiro, Estado Lara. Doctor en Historia por la Universidad Santa María de Caracas, 2003. Docente del Doctorado en Cultura Latinoamericana y Caribeña, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Barquisimeto. Cronista Oficial de Municipio Torres, Carora. Miembro de la Fundación Buría. Ganador de la Segunda Bienal Nacional de Literatura Antonio Crespo Meléndez, 2014, con el ensayo: Rafael Domingo Silva Uzcátegui, más allá de la Enciclopedia Larense, Psiquiatría y literatura modernista. Colaborador de las revistas literarias: Archipiélago, de México; Letralia; Carohana; Mayéutica, CISCUVE; Columnista del diario El Impulso de Barquisimeto. Autor: Del Colegio La Esperanza al Colegio Federal Carora, 1890-1937, La gallarda serpentina de El Negro Tino Carrasco; Ocho pecados capitales del historiador; Enciclopedia Temática del Estado Lara; Iglesia Católica, cofradías y mentalidad religiosa en Carora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí