En una zona muy poblada de Lagos, Nigeria, el acceso a la educación es un problema para muchas familias, ya que los padres tienen dificultad para pagar las matrículas de los hijos.

Pero además, hay problemas de salubridad y de exceso de desechos en las calles.

Por ello se puso en vigencia el proyecto «Recycle Pay» mediante el cual los desechos plásticos se han utilizado como medios de pago de parte de la matrícula escolar de un colegio.

Este esquema ha permitido solventar varios problemas graves al mismo tiempo, como son la recolección de desperdicios, el pago de las escuelas y garantizarse que los niños vayan a la escuela. El hecho es que los padres recogen los desechos y las llevan a los sitios indicados para pesarlos y poder imputar lo recolectado al pago de las matrículas.

En esta solución han participado las organizaciones African Clean Up Initiative y WeCyclers y la Escuela Internacional Morit en Ajegunle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here