Al profesor y Magister Carlos Gimenez Lizarzado dedico.

Por Luis Eduardo Cortés Riera. cronistadecarora@gmail.com

 En momentos en que empiezo a escribir sobre esta extraordinaria historiadora judío-estadounidense que fue Natalie Zemon Davies (Detroit,1928- Toronto, 2023), no puedo menos que pensar en una suerte de censura ideológica que nos impide ver, acá en Latinoamérica, los enormes y muy originales aportes a las humanidades y las ciencias sociales en particular, que proceden de las muy prestigiosas universidades y centros de investigación del mundo cultural anglosajón.1

Ella, quien acaba de fallecer el pasado 21 de octubre de 2023, tuvo sin embargo una relación muy estrecha con los historiadores franceses del siglo XX, señaladamente Marc Bloch y Lucien Febvre, fundadores de la afamada Escuela de los Anales en Estrasburgo en 1929, de quienes toma la idea de la historia social, es decir no historia de fragmentos de la realidad, sino el hombre mismo considerado en el seno de los grupos de que es miembro. 2, enfoque que le anima al escribir Escuchando las lenguas del pueblo. Se le ha considerado especialista en la historia de Francia en los comienzos de la modernidad y también amplia conocedora de la Haskalah o Ilustración Hebrea, y de los askenazíes del siglo XVII.

En la década de 1950, cuando comenzó su carrera como historiadora, la historia social postulada en Francia, era algo nuevo y apasionante. Además, el francés era su lengua principal para los estudios europeos, con el italiano y el latín disponibles cuando era necesario. Y, como cosa que llama a la curiosidad, siendo ella judía no tenía conocimiento del yiddish o lengua hebrea, que en su hogar no le enseñaron de niña.

Su formación

Destacada como una de las figuras más prominentes de la historia social, Zemon Davis, nacida en Detroit, Michigan, en 1928, realizó sus estudios en el Smith College, el Radcliffe College y en la Universidad de Harvard. Se doctoró en Historia en la Universidad de Michigan en 1959. Catedrática emérita de Historia de la Universidad de Princeton y de la Universidad de Toronto, Zemon Davis ha sido docente en las universidades de Brown, de California y de Berkeley. Zemon Davis fue, además, presidenta de la Asociación Histórica Estadounidense.

Matrimonio con un matemático.

Se casó con Horace Chandler Davis (12 de agosto de 1926-24 de septiembre de 2022) un prestigioso matemático, escritor, educador y activista político de izquierda estadounidense-canadiense. La revista socialista Jacobin describió a Davis como “un matemático de prestigio internacional, un escritor de ciencia ficción de renombre y uno de los presos políticos más célebres de Estados Unidos durante los años de la Guerra Fría”.

Chan Davis, quien murió el año pasado de 2022 a la edad de 96 años, se enfrentó a las listas negras macartistas y al encarcelamiento para seguir una brillante carrera académica. Davis supo cambiar y aprender de la experiencia política, pero siempre se mantuvo fiel a sus principios socialistas. En 1946, ingresó en el Departamento de Matemáticas de la Escuela de Graduados de Harvard y publicó su primera historia en la edición de mayo de Astounding Science Fiction, “The Nightmare”. Aparece en la portada, que mostraba la Estatua de la Libertad siendo diezmada por una bomba atómica, fue la primera narración ficticia conocida que trató el tema del terrorismo nuclear. Dos años más tarde, otro artículo en Astounding Science Fiction, “Carta a Ellen”, abordó la ingeniería genética. A esto le siguieron otros diez cuentos y una serie de ensayos.

Fue en una reunión de Jóvenes Progresistas que se encontró con una estudiante de origen hebreo de último año del Smith College, de ideas políticas afines llamada Natalie Zemon, una estudiante de historia moderna temprana. A las pocas semanas, decidieron casarse. Al año siguiente, se matriculó en la escuela de posgrado en el Radcliffe College, lo que le permitió tomar cursos en Harvard.

Sobrevivido por Natalie y sus tres hijos, Chan Davis era una persona de gran vitalidad y encanto, de gran corazón, cariñoso, dotado de una aguda visión política e incluso un sentido bien desarrollado de lo ridículo. Optimista ecuánime e implacable, hablaba con una claridad y un vigor inusuales, y con una erudición sin pretensiones. Además, había dominado enormes cantidades de conocimientos, tenía horizontes expansivos, una memoria más retentiva que una manada de elefantes y, además, una imaginación maravillosa. Gracias a este matrimonio Natalie escribió una historia de la matemática colocada en su contexto cultural en su obra Francia en el siglo XVI. La aritmética en la vida de los negocios (1960)

La hermenéutica.

Sobre la hermenéutica o interpretación de los textos del pasado y del presente, dice Natalie Zemon Davis que:

En mi ensayo «El historiador y los usos literarios» me centré justamente en la atención a la estructura literaria de las fuentes. Es decir, no solo nos fijamos en el contenido de una fuente (libro, panfleto, ilustraciones, periódico, etc.), en su autor, y editor, y en el público al que va dirigido, sino también en la estructura literaria del texto: su género, su estilo, el uso de figuras y metáforas, y las implicaciones que todo ello tiene para el lector y para la propia interpretación del texto. Creo que más que un reto para la historia social se trata de un recurso, de una rica veta de pruebas que añadir a las más tradicionales. 3

Incursión en el cine.

Es conocida por haber sido asesora técnica de la película francesa de 1982, Le Retour de Martin Guerre (El Retorno de Martin Guerre). En 1983, escribió un libro con el mismo nombre con su interpretación de la historia de Martin Guerre. La película que fue gran éxito fue protagonizada por Gerard Depardeu y Natalie Balle. Es un clásico del cine que se basó en la microhistoria de Carlo Ginzburg y su célebre El queso y los gusanos.

Paul Cohen, del Departamento de Historia de la Universidad de Toronto, dice del film: La obra más leída de Natalie es, sin duda, El regreso de Martin Guerre (1983), que vuelve a contar la historia de un campesino francés del siglo XVI que regresó a su pueblo y a su familia después de ir a la guerra, solo para ser desenmascarado como un impostor. El libro surgió de su participación en la producción de la película francesa homónima de 1982, primero como consultora histórica y luego como una de sus guionistas (la película fue galardonada con un César, el premio nacional de cine de Francia, al mejor guión original en 1983). El regreso de Martin Guerre se erige como uno de los ejercicios de reconstrucción histórica más convincentes jamás llevados al cine.

Para Natalie, fue una experiencia definitoria, una oportunidad preciosa para experimentar con el cine histórico no simplemente como un ejercicio de elaboración de representaciones históricamente precisas, sino como un laboratorio para la comprensión histórica, un medio con el que confrontar a las audiencias contemporáneas con subjetividades y experiencias desconocidas de maneras significativas para ellos. Su interés en el cine como medio de representación histórica resultó duradero, y volvió al tema en su libro de 2002 Slaves on Screen: Film and Historical Vision.

Al final de su carrera, Natalie estaba encantada de tener la oportunidad de probar una vez más las posibilidades de asociación entre artistas e historiadores cuando comenzó una colaboración con el dramaturgo y director de teatro libanés-franco-canadiense Wajdi Mouawad. Se desempeñó como consultora histórica para la obra de Mouawad Tous des oiseaux, una historia de amor multilingüe centrada en una pareja árabe-israelí en el contexto del conflicto palestino-israelí, que hogaño nos abruma. Presentada por primera vez en París en 2018, la obra ganó el Grand Prix de littérature dramatique de ARTCENA, uno de los premios teatrales más importantes de Francia.

Acercamiento a la Escuela de Anales.

Sus principales intereses se centran en la historia social y cultural, especialmente en temas previamente ignorados por los historiadores. Zemon Davis hace uso de numerosas fuentes, tales como registros judiciales, obras, panfletos, protocolos notariales, censos tributarios, libros y documentos de asistencia social. Es una de las precursoras en hacer una historia interdisciplinaria, como postula la escuela de Anales francesa, que consiste en combinar la historia con disciplinas tales como la Antropología, Historia del arte, Etnografía y teoría literaria. sostuvo exhaustivos vínculos con la antropología, relacionándose asiduamente con Víctor Turner, Mary Douglas y Clifford Geertz, posición semejante a la de Marc Bloch y Lucien Febvre con la antropología de Marcel Mauss y su concepto de mentalidad primitiva.

Zemon Davis cree firmemente en la posibilidad de “verdades” múltiples y mutuamente incompatibles que coexistan una al lado de la otra. Asimismo, cree que el uso de la ficción podría explicar el pasado mejor que la tradicional dependencia a hechos verdaderos. Por esta razón, ella siente que las películas y filmes tienen la habilidad de contar diferentes versiones de la misma historia y de presentar múltiples puntos de vista para explicar potencialmente la historia mejor que los métodos tradicionales de historia, una perspectiva que seguramente toma ella de Marc Ferro, historiador analista francés del cine: “Existe una visión fílmica de la historia.”

Historia de género.

Dice su exalumno de la Universidad de Toronto Paul Cohen que Natalie fue una figura pionera en la historia de las mujeres. Su atención al género y a las experiencias de las mujeres ya era evidente en sus primeros trabajos, y artículos como “Las mujeres de la ciudad y el cambio religioso” (1973) y “Mujeres en la cima” (1975) siguen siendo modelos importantes en el campo. Natalie no estaba menos comprometida con el avance del proyecto académico más amplio de la historia de las mujeres, publicando un ensayo historiográfico sobre el campo naciente en 1975 en uno de los primeros números de Feminist Studies y, junto con Jill Ker Conway, una colega y amiga cuyo trabajo doctoral sobre Jane Addams ayudó a despertar el interés de Natalie en la cuestión, compilaron Society and the Sexes: Una bibliografía de la historia de las mujeres en la Europa moderna temprana, la América colonial y los Estados Unidos (1981).

A pesar de toda su deslumbrante riqueza, el movimiento más importante de El regreso de Martin Guerre es su intento de recuperar la perspectiva de Bertrande de Rols, la mujer cuya centralidad como agente histórico en esta historia había sido borrada por los jueces que tomaron las decisiones que dieron forma a su vida y dejaron el archivo que registra su historia. Con Arlette Farge, Natalie Zemon coeditó el volumen dedicado a la Edad Moderna en el histórico libro de varios volúmenes A History of the Women in the West (publicado originalmente en 1990-1991), un proyecto dirigido por Georges Duby y la pionera historiadora francesa de las mujeres Michelle Perrot.

Mujeres urbanas y cambio religioso fue su primer ensayo en el que un tema asociado al género ocupaba un lugar central. Las mujeres habían aparecido en sus ensayos anteriores cuando formaban parte de algún modo de la historia, como cuando en sus estudios se enfocó en los pobres de Lyon y los beneficiarios de la ayuda social, muchos de los cuales eran mujeres. Pero no se había centrado en ellas como tema central. Entonces, a finales de los años 70, conoció Natalie Zemon Davis  a Jill Ker Conway, que había llegado a Toronto, Canadá, tras cursar estudios de doctorado en historia de las mujeres. Había hecho una tesis sobre las mujeres estadounidenses en la vida política, que tenía una importante cuestión historiográfica en su centro. Gracias a las conversaciones que mantuvo con ella, se dio cuenta de cómo se podía centrar la investigación en el género. Y de nuestras conversaciones surgió la decisión de iniciar un curso de Historia de las Mujeres en la Universidad de Toronto, que impartimos en 1971, y que fue uno de los primeros en Canadá.

Interés por Surinam holandés.

Todo comenzó con una pregunta aparentemente ingenua: ¿podían los judíos tener esclavos en Surinam holandés del siglo XVIII? Hizo constantemente Natalie Zemon Davis viajes de investigación a esta colonia neerlandesa en Suramérica, cercana a la República Bolivariana de Venezuela.  La colonia holandesa de Surinam estaba habitada por indios de lenguas caribes, por 8000 africanos de las costas occidentales de África, por 600 protestantes holandeses, por 300 portugueses judíos y por algunos alemanes judíos y unos cuantos hugonotes refugiados, así como por algunas familias inglesas. La colonia era de propiedad y administrada por la Sociedad de Surinam conformada por la Compañía de las Indias occidentales, la ciudad de Amsterdam y los herederos de Cornelis van Sommelsdijk.

Hizo estudios sobre la lengua local: el creole de Surinam, basándose en el estudio de un diccionario sranan–alemán que recuperó de la Biblioteca de la Universidad de Leiden, Países Bajos. El sranan es la lengua popular que se habla en el Surinam de hogaño.

El libro Metamorfosis, de Natalie Zemon Davis, fue publicado con motivo del 300 cumpleaños de Maria Sibylla Merian, una mujer judía muy interesada en las orugas y ofrece la oportunidad de un primer o renovado encuentro con la vida y obra de esta fascinante mujer. Lo que es inusual es el sofisticado estilo de escritura de Zemon Davis, que se mueve hacia el tema una y otra vez en una narrativa menos lineal y más serpenteante sobre la base de estudios intensivos de fuentes y archivos.

El segundo punto de inflexión, y probablemente el más duradero en su vida, fue su decisión de desprenderse de una gran parte de sus posesiones en 1699 para financiar un viaje a Surinam con las ganancias. Allí vivió con su hija en un asentamiento pietista y, con el apoyo de los indios que allí vivían, se dedicó a la investigación de insectos hasta que a los dos años ya no pudo hacerlo por motivos de salud y tuvo que regresar. Exhibió las preparaciones de plantas y animales que había traído consigo de allí en el Stadthaus de Ámsterdam con gran éxito de la población y más tarde las usó como modelos para magníficas pinturas de pergamino, a partir de las cuales se hicieron grabados en cobre para un elaborado compendio de insectos de Surinam. Esta obra representativa, publicada en 1705, le valió un amplio reconocimiento como naturalista y artista, pero no podía vivir solo de la venta de sus libros y dependía de los ingresos adicionales del comercio de utensilios de pintura y taxidermia.

La cencerrada o cacerolazo.

Recurrió Zemon Davies a fuentes antropológicas para resolver el enigma de las cencerradas o cacerolazos, como se le conoce en Venezuela. En esta interesante investigación se asoció con el británico Edward Palmer Thompson, historiador del llamado movimiento del marxismo cultural británico.  En aquel momento, intentaba ella dar sentido a esas ruidosas manifestaciones de enmascarados que llevaban a cabo en las calles de Lyon, Francia los obreros de la imprenta, pero también, según iba leyendo, el menu peuple [el pueblo sencillo], los comerciantes, artesanos y campesinos de diversos lugares. ¿Por qué a veces los hombres se dejaban pegar por sus mujeres? ¿Y por qué a veces era al revés? Y qué interesante que pudieran ser desviados de este enfoque doméstico hacia un fin político.

Los textos históricos no le sirvieron de mucho y entonces, aconsejada por un amigo antropólogo, recurrió a los escritos del etnógrafo Arnold van Gennep y conoció la larga historia de la protesta ruidosa y los variados usos de la cencerrada o cacerolazo. A través de sus publicaciones sobre el tema (The Reasons of Misrule y otros ensayos), llegó a oídos del antropólogo Víctor Turner y su equipo, y entabló un intercambio con ellos. Un poco más tarde, conectó con Mary Douglas, a través de un interés compartido por la piedad y la pobreza.

Al antropólogo Clifford Geertz, lo conoció primero por sus maravillosos escritos y su famoso ensayo La interpretación de las culturas. Luego, cuando llegó a Princeton, pudo conocerlo personalmente. “En ese entonces, Robert Darnton, otro historiador estadounidense interesado en Francia del siglo XVIII, impartía un curso con él, y algunos años, cuando Bob, su marido, estaba de licencia, me hacía cargo del curso con Clifford. Era muy interesante enseñar con él. A menudo se quedaba en silencio pensando durante un rato y luego hacía un comentario extraordinario”, dice Natalie Zemon Davis.

El interés por los rituales y las prácticas culturales populares llevó tanto a Zemon Davis como a Edward Palmer. Thompson a acercarse a antropólogos franceses como Claude Lévi-Strauss y Van Gennep. Thompson haría de este acercamiento su sello personal en sus futuros libros, dándole un toque distintivo a los demás miembros de la historia social británica.

He tomado el nombre de la cencerrada para darle identificación al presente ensayo, pues el cacerolazo se ha hecho popular el Latinoamérica desde el Chile del malogrado presidente Salvador Allende a la Venezuela de la República Bolivariana de hogaño.

Bibliografía de Natalie Zemon Davies.

Natalie Zemon Davies es autora de diversos libros que han sido traducidos a diferentes idiomas. Entre ellos se destacan Sociedad y cultura en la Francia moderna (1975); El regreso de Martin Guerre (1983); Fiction in the Archives (1987); Mujeres de los márgenes (1995); The Gift in Sixteenth-Century France (2000); Esclavos en pantalla: cine y visión histórica (2000); León el Africano (2006); Leo Africanus Discovers Comedy: Theatre and Poetry Across the Mediterranean (2021) y Listening to the Languages of the People: Lazare Sainéan on Romanian, Yiddish, and French (2022).

Una historiadora fundamental.

Natalie Zemon Davis creyó firmemente en la posibilidad de “verdades” múltiples y mutuamente incompatibles que coexistan una al lado de la otra. Asimismo, creyó que el uso de la ficción podría explicar el pasado mejor que la tradicional dependencia a hechos verdaderos, una lección que toma del historiador francés Marc Ferro 4. Por esta razón, Davis siente que las películas tienen la habilidad de contar diferentes versiones de la misma historia y de presentar múltiples puntos de vista para explicar potencialmente la historia mejor que los métodos tradicionales de historia.5

He sostenido en otras ocasiones que en mi patria venezolana aún estamos por recoger el extraordinario legado de esta incomparable mujer hebreo estadounidense, aprender con ella el arte de conversar con la historia. Paz a su alma esclarecida.

Citas.

1 Estoy pensando en el antropólogo Marvin Harris y su tesis sobre el materialismo cultural; Morris Berman y su Reencantamiento del mundo, Noam Chomsky y sus inmensos aportes a la lingüística; el británico Paul Johnson y La historia de los judíos; Charles C. Mann, quien afirma que el verdadero genocidio del siglo XVI en América lo efectúa la viruela y no el esclavista español o francés; el historiador marxista Eric Hobsbawm y su monumental Historia del siglo XX; Edward P. Thompson y La formación de la clase obrera en Inglaterra; el antropólogo Jack Goody (El robo de la historia); Robert Darnton El beso de Laumorette, entre otros.

2 Febvre, Lucien. Combates por la historia. Pag. 38 y siguienteS. «

3 Schuster, Mariano.  In memoriam. Natalie Zemon Davies: el arte de hablar con la historia. Conversación sobre la historia.  25 de octubre de 2023.

4 Cortés Riera, Luis Eduardo. Marc Ferro: Cine y contrahistoria. En: Blog Cronista de Carora. 6 de agosto de 2021.  Ferro es autor de Historia contemporánea y cine. Ariel, 1995.

5 Nueva Sociedad. Entrevista, septiembre 2023.

Foto cortesìa del autor

Venezolano, nacido en Cubiro, Estado Lara. Doctor en Historia por la Universidad Santa María de Caracas, 2003. Docente del Doctorado en Cultura Latinoamericana y Caribeña, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Barquisimeto. Cronista Oficial de Municipio Torres, Carora. Miembro de la Fundación Buría. Ganador de la Segunda Bienal Nacional de Literatura Antonio Crespo Meléndez, 2014, con el ensayo: Rafael Domingo Silva Uzcátegui, más allá de la Enciclopedia Larense, Psiquiatría y literatura modernista. Colaborador de las revistas literarias: Archipiélago, de México; Letralia; Carohana; Mayéutica, CISCUVE; Columnista del diario El Impulso de Barquisimeto. Autor: Del Colegio La Esperanza al Colegio Federal Carora, 1890-1937, La gallarda serpentina de El Negro Tino Carrasco; Ocho pecados capitales del historiador; Enciclopedia Temática del Estado Lara; Iglesia Católica, cofradías y mentalidad religiosa en Carora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí