Por Nelson Ures Villegas.

Volveremos a tus manos
una luna de estas
cuando el barro evoque la primera luz,
tú estarás allí; niña, limpia, sabía.
Conversarás de flores
y montes que sirven
para amansar quebrantos,
veremos en tus ojos
el camino extraviado
y los pasos del tiempo
por la piel de la tierra.
Volveremos contigo
a cantar con el viento
y a darle forma a sueños
con los tiestos del día.
Con tu palabra ancha
de silencio adornada
palpitarán los cantos
de hermanos que se fueron.
Estarán los murmullos
que nombran nuestros signos
y un cántaro de llanto
se unirá con el polvo
para moldear un ave
ocre como la vida
surcando el infinito
para ahuyentar olvidos.
Volver a tus cenizas
para empezar de nuevo
a desandar la aurora
y amar, como tú amaste
al hombre, a la vida
al vientre de la tierra.

Nota: LA NIÑA TEODORA

Un día de marzo, el 31 del año 2000, se despidió del mundo terrenal la madre de las loceras larenses Teodora Torrealba, conocida por todos como la Niña Teodora.

Teodora Torrealba, según una partida de nacimiento, viene a la vida el 20 de octubre de 1902, aunque para sus familiares y personas conocedoras la fecha de su nacimiento debe ser mucho antes, pues algunos consideran que vivió 107 años, aunque otros hablan de 120 años.

Vivió en el Caserío Yay del municipio Andrés Eloy Blanco) Sanare, Estado Lara, Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí