Muy buenos días a todos los presentes, al representante del Gobernador del Estado Lara, Alcalde del Municipio Licenciado Javier Oropeza, presidenta de la Cámara Municipal profesora Mg. Sc. Naillit Álvarez, concejales en pleno. Señoras y señores.

Si hay algo que define a Expedito Cortés ha sido su indeclinable vocación de servicio, comportarse como un auténtico animador de la cultura, un apasionado ambientalista, un enamorado del folklore, memorialista, pedagogo competente, amigo de las causas buenas, un defensor de la patria de Bolívar. Una auténtica pedagogía la acción.

Nació como humilde muchacho, hijo natural que apenas conoce a su progenitor, en el hermoso poblado andino de Sanare, Estado Lara, en 1923, año que he llamado, siguiendo al filósofo alemán Karl Jaspers, “eje de la cultura” en Carora, pues ese mismo año nacieron los paladines de la cultura que serán el prolífico compositor Valentín Carucí, el poeta Alí Lameda, traductor de Rimbaud, Valéry  y Baudelaire, los inmensos guitarristas de fama planetaria Rodrigo Riera y Alirio Díaz, hombres sin los cuales la cultura en estas tierras sería oquedad y oscuridad.

En el remoto caserío andino La Escalera realiza mi padre un verdadero prodigio: reforestar con sus alumnos una quebrada en 1947. El licenciado Orlando Álvarez Crespo ha dicho que Expedito hizo labor ecológica antes que existiera la palabra ecología.  En el pueblo de Cubiro fue docente de sexto grado y fue apresado por oponerse a la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez. Llegado a Humocaro Alto logra mi progenitor que Rómulo Betancourt ordene desde El Tocuyo se construya la sede de la Escuela Nacional Guayaúta. “Presidente, le dijo enfáticamente mi padre al primer mandatario, tengo a los alumnos en la calle.”

Llegamos, en palabras de Cecilio “Chío” Zubillaga Perera, a este “vasto erial caroreño”, en septiembre de 1960 para asumir mi padre la dirección del Grupo Escolar Ramón Pompilio Oropeza, lugar donde pronto se hizo referencia en la ciudad y el Distrito Torres, un prodigioso intermediario cultural, según la expresión de Michel Vovelle, que actuaba con eficacia en los sectores humildes y entre los llamados patricios caroreños. En 1964 cofundará con el Dr. Pablo Álvarez Yépez el Rotary Club de Carora, y al año siguiente, 1965, junto al caraqueño Dr. Juan Martínez Herrera la Casa de la Cultura de Carora, cede el auditorio del Grupo Ramón Pompilio para los ensayos y presentaciones del Orfeón Carora;  en 1967 funge como Secretario Ejecutivo del Retorno a Carora y funda el partido del Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa, el Movimiento Electoral del Pueblo; cofundador de la Escuela Municipal Normalista Cecilio Zubillaga Perera; presidió la Federación Venezolana de Maestros, sub seccional Torres, el Centro Lara, corporación social donde realiza unas jornadas culturales que iniciara en su momento Chío Zubillaga; junto a Piyuye Rojas y el Dr. Domingo Perera redescubre al músico popular  Don Pío Rafael Alvarado;  en las aulas del Grupo Escolar Ramón Pompilio Oropeza otea el talento pictórico de Macario Colombo; construye la sede de la Casa del Educador; con Livio Martinengo y Hernán Torres creará el Cuerpo de Bomberos de Carora,  y con otros educadores funda el Instituto de Previsión Social del Ministerio de Educación (IPASME); docente del Liceo Egidio Montesinos y de la Unidad Educativa Dr. en Agronomía Rafael Tobías Marquís Oropeza de Río Tocuyo; anima Expedito la <

Para finalizar haré otra proposición relacionada con el grupo cultural, aquí presente, que anima y dirige Carlos Chirinios y que lleva el nombre del folklorista Teófilo Escalona. Ellos poseen un terreno propio cedido por la Alcaldía de Torres desde tiempo atrás, pero necesitan recursos para arrancar en la construcción de su sede. Tienen ustedes la palabra, ciudadanos munícipes. Debo anunciar de igual manera con beneplácito que la afamada literaria Revista Carohana, dirigida por los profesores Juan Páez Ávila y Gorquin Camacaro, dedicarán un número especial, agosto venidero de 2023, a la figura múltiple y cordial de Expedito Cortés, mi padre, un buen hombre, sin duda.

Papá Expedito, donde quiera que te encuentres, envíanos cuanto antes agua, porque estamos muy escasos de ella.

Buenas tardes.

.

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

Venezolano, nacido en Cubiro, Estado Lara. Doctor en Historia por la Universidad Santa María de Caracas, 2003. Docente del Doctorado en Cultura Latinoamericana y Caribeña, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Barquisimeto. Cronista Oficial de Municipio Torres, Carora. Miembro de la Fundación Buría. Ganador de la Segunda Bienal Nacional de Literatura Antonio Crespo Meléndez, 2014, con el ensayo: Rafael Domingo Silva Uzcátegui, más allá de la Enciclopedia Larense, Psiquiatría y literatura modernista. Colaborador de las revistas literarias: Archipiélago, de México; Letralia; Carohana; Mayéutica, CISCUVE; Columnista del diario El Impulso de Barquisimeto. Autor: Del Colegio La Esperanza al Colegio Federal Carora, 1890-1937, La gallarda serpentina de El Negro Tino Carrasco; Ocho pecados capitales del historiador; Enciclopedia Temática del Estado Lara; Iglesia Católica, cofradías y mentalidad religiosa en Carora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí